La satisfacción de entregar la tesis: llegar a la meta

Asumir un desafío, ir paso a paso sin detenerse hasta la meta y apreciar el logro: empodera, nutre el entusiasmo y a mí me llena de felicidad. Hacer la tesis es una experiencia del aprendizaje profesional, a mi entender, ineludible como parte del proceso de formación académica, Porque hacer un trabajo basado en un problema que planteaste, a partir de buscar y analizar sistemáticamente datos para tratar de dar una respuesta, te abre la cabeza. Es un proceso que nos enseña a pensar científicamente, y nos permite adquirir conocimientos específicos: sobre un tema; pero también es la oportunidad de conocer nuevas herramientas de la tecnología. Como si fuera poco, terminar un proyecto, una investigación escribir un libro, nos muestra sobre las propias formas de desenvolvernos en la concreción de nuestras metas.


Alcanzar la meta de terminar la tesis
El placer de terminar la tesis

Producir una investigación o un proyecto a partir de evidencias que buscamos metodológicamente nos enseña una lectura crítica que nos permite distinguir opiniones y creencias personales de argumentaciones basadas en datos. Lo cual no es menor si aspiramos a evolucionar en la profesión que elegimos.

Además, para graduarse en una carrera universitaria el esfuerzo requerido se lleva a cabo durante un período prolongado de tiempo, que hay que sostener por disciplina y/o motivación, a veces sin entusiasmo pero con el propósito de alcanzar la meta. Transitarlo, experimentarlo, nos entrena para afrontar otros proyectos que nos demanden un compromiso a mediano y largo plazo.


En mi caso, ver el documento impreso, en papel y en PDF me da orgullo, me alimenta los elogios para mí misma y las razones para seguir evolucionando con proyectos, que aporten a la sociedad de la que hago parte. Porque una tesis, aunque sea pequeña y muy concreta contiene aportes para el campo profesional.


La alegría que siento, cuando me pienso “ya defendí mi tesis”, se alimenta de pensar en las diferentes tareas que realicé, la constancia que tuve, las ayudas que encontré y lo que aprendí que antes desconocía. Crear una investigación me ha llevado a ver la realidad con unas lentes que antes no tenía, para mí de gran valor. También se me alborota la autoestima cuando recuerdo que terminé el doctorado con la mejor calificación porque logré un propósito que en algún momento parecía inalcanzable, e incluso pensé abandonar. Por esto también me complace tanto asesorar a otras personas para que desarrollen sus tesis y experimenten semejante satisfacción, porque terminar la tesis te empodera.


Terminar los proyectos que elegimos




Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square