top of page

Promoviendo especialmente en la educación pública el uso de la IA


Una vez que el chat de IA (#GPT) salió al uso público, para su infinita retroalimentación, les mortales, que no formamos parte de esas élites que accedieron a los primeros ensayos con estas tecnologías, tenemos múltiples nuevas posibilidades de crear, de producir y de aprender. Esta realidad virtual contiene muchísimas aristas de debate, por ello los impactos culturales, legales y políticos se tendrán que comenzar a estudiar para explicar los riesgos, y los entes públicos deberán aprender de estas investigaciones y las experiencias críticas para regular este nuevo infinito mundo que se está abriendo ante nuestras miradas.


La mayoría de las personas a quienes les he preguntado si han chateado con la Inteligencia Artificial me dijeron que no, pero al mostrarle algunas preguntas que se les puede hacer quedaron tan fascinadas como yo. Encontré varias expresiones iniciales de sentimiento de miedo frente a los riesgos incontrolables de esta nueva tecnología. Prejuicio esperable socialmente frente a lo nuevo y desconocido, pero, como también ha pasado en los casos anteriores, los miedos a las Nuevas Tecnologías, tanto como los temores a los avances sociales en materia de derechos que llevan a la evolución, se disipan con su uso recurrente. De esta forma se masifican los avances y se abren para las sociedades nuevos “portales” de posibilidades, para quienes puedan y se atrevan.


Claro está, que este recursos, debido a las brechas digitales y en el acceso a las TICs, todavía es para pocas personas, con lo cual, si esperamos, en nuestros países latinoamericanos, a que por un curso “natural” del mercado llegue a las diversas clases y sectores sociales esas ya no serán nuevas tecnologías. A la velocidad que se están desarrollando los avances quienes están rezagades en acceder a este “portal”, que es el chat de IA, están perdiendo demasiado, en términos de educación, de capacidades laborales y creativas y por lo tanto de adquirir conocimientos. Pero además, quienes queden al margen se alejan muchos kilómetros de la posibilidad de desplegar sus habilidades cognitivas. Además, quienes no se suban pronto a este tren que te lleva a los “portales de la evolución tecnológica” están indirectamente perdiendo lugares de trabajo, porque su uso será condición necesaria para conseguir espacio en los mejores ámbitos que ofrezca el futuro -inmediato- de los mercados laborales.


Por eso considero que en la educación pública es urgente que se empiece a promover su uso entre docentes para que podamos aprovechar los recursos que ofrece para el proceso de enseñanza aprendizaje el uso eficientemente del Chat de Inteligencia Artificial (como casi todas las TICs).


Esta tecnología tiene una gran bondad, es de fácil uso, por lo tanto se puede enseñar desde tempranas edades, esto último con el propósito de formar a las infancias en el uso activo de las TICS y que no sean simples consumidores pasivos o personas adictas al estrés de los videojuegos, igualmente para evitar que se formen como personas que se conforman con la primera respuesta sin poder validar su calidad. Con su gran facilidad se convierte en una herramienta educativa muy potente, en las formas de uso acríticas y su consumo pasivo se va consolidando un grillete contra la creatividad. Y es precisamente la creatividad uno de los nutrientes principales de la inteligencia, de la mano de las habilidades lingüísticas y el razonamiento.


Es de reconocer que el riesgo de su mal uso es implícito, por lo tanto es imperioso además de la necesidad de democratizar su acceso a gran velocidad para contrarrestar las brechas educativas; que se regulen, consensuadamente, los desarrollos que se pueden pretender con esta tecnología. En el ámbito educativo es innegable que el mal uso de los chats de IA puede contribuir con un deterioro de la enseñanza aprendizaje, y pérdidas importantes del desarrollo de la capacidad crítica y de razonamiento.


Es decir, con esta reflexión también reconozco que es una herramienta disponible para quienes se limiten a copiar sin reflexión, que puede generar estudiantes en todos los niveles que no validen los errores que escribe la IA, o que se conformen con la primera respuesta, incluso funciona para quienes quieran avanzar en la carrera educativa sin aprender a expresarse por escrito. Es evidente que si están esas amenazas para los procesos formativos, pero ahí justamente emerge la importancia del rol de las personas dedicadas a la docencia en este proceso, por lo cual es imprescindible la pronta capacitación docente en su uso para la aplicación de estrategias pedagógicas creativas que disminuyan el margen de la amenaza y lo transformen en potencia para el proceso de enseñanza aprendizaje.


En este sentido, para hacer la tesis es fructífero hacer uso de esta herramienta, incluso diría que para ser estudiante universitario el chat GPT es un recurso clave para facilitar el proceso de aprendizaje. No obstante, será más útil en tanto: se puedan detectar los errores que comete, de ahí la importancia de hacerle las preguntas de diferentes formas y preguntarle si es verdadero lo que responde; las respuestas obtenidas antes de usarlas deben ser reflexionadas. Para la producción académica es imprescindible validar las afirmaciones de estos chats con producciones científicas. Desde mi experiencia en asesoría a diferentes tesistas, encuentro que es una forma muy ágil de encontrar el puntapié inicial, de iniciar el camino para relevar información, incluso puede ayudarnos a revisar la redacción y coherencia de nuestros argumentos, e identificar el método estadístico más apropiado para comparar dos muestras a propósito de una hipótesis, etc.


Hasta lo que he evaluado no sirve para copiarse ciegamente, aparte del problema ético, porque todavía sus respuestas parten de conocimientos generalistas y no especializados, por lo que para gran parte de las preguntas científicas no ofrece respuestas adecuadas. Por eso encuentro que pedirle que haga un ensayo, monografía o argumento para preguntas académicas es un error ingenuo, muy fácil de detectar.


Intentar resolver con estos chat de IA la elaboración de un trabajo académico, monografía o #tesis te llevará a presentar un material lleno de sentidos comunes, por lo cual una mirada avezada sobre la materia encontraría rápidamente el simplismo y la falta de profundidad en los argumentos expuestos.


Comentários


Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
bottom of page